viernes, agosto 26

.


Todos tenemos un ángel, un guardián que nos protege, no sabemos que forma adoptará: un día un anciano, al siguiente una niña, pero las apariencias engañan; pueden ser tan fieros como cualquier dragón. Aun así no están aquí para librar nuestras batallas, sino para susurrarnos que es cosa nuestra, que cada uno de nosotros tiene el poder sobre los mundos que crea.
Podemos negar la existencia de nuestros ángeles, convencernos de que no pueden ser reales, pero aparecen de todas formas en los sitios más extraños y en los momentos más extraños. Pueden hablarnos a través de cualquier personaje que podamos imaginarnos. Nos gritarán a través de demonios, si es necesario. Retándonos, desafiándonos a luchar.
Y finalmente, esta pregunta, el misterio: ¿De quién es esta historia?, ¿quién baja el telón?, ¿quién elige nuestros pasos en el baile?, ¿quién nos vuelve locos, nos da latigazos y nos corona con la victoria cuando logramos lo imposible?, ¿quién hace todas estas cosas? ¿quién honra a quienes queremos con la vida que vivimos? ¿quién envía monstruos para que nos maten, y al mismo tiempo, nos susurra que jamás moriremos?, ¿quién nos enseña qué es real y cómo reírnos de las mentiras?, ¿quién decide por qué vivimos y qué defenderemos con nuestra propia vida? ¿quién nos encadena? y ¿quién tiene la llave que puede hacernos libres?
Eres tú. Tienes todas las armas que necesitas.
Ahora, lucha.


No hay comentarios:

Publicar un comentario